Artroscopia de Hombro

24505690

Limpiar
SKU: N/D Categorías: ,

Descripción

Artroscopia de Hombro

Solicita tu primera consulta gratuita

Artroscopia de hombro
Vithas Alicante. Llámanos al 965 230 329
Vithas Granada. Llámanos al 958 001 464
Vithas Lleida. Llámanos al 973 270 088
Vithas Sevilla. Llámanos al 954 464 011
Vithas Vigo. Llámanos al 986 901 999
Vithas Almería. Llámanos al 950 014 364
Vithas Vigo. Llámanos al 986 901 999
Vithas Malága. Llámanos al 690 282 622

Para volver a tu actividad sin dolor y en tiempo récord

¿Qué diagnostica/resuelve/trata?

Las causas más frecuentes de dolor en el hombro son las lesiones tendinosas y la inestabilidad, y pueden corregirse fácilmente mediante una intervención mínimamente invasiva denominada artroscopia.

Los tendones del manguito rotador del hombro (supraespinoso, infraespinoso y redondo menor), el tendón subescapular y la porción larga del biceps se emplean para la elevación y las rotaciones del hombro,  y pueden lesionarse por un esfuerzo o por sobreuso, produciendo dolor y dificultad para levantar el brazo o realizar actividades con el miembro superior por encima de la cabeza.

Normalmente los tendones son resistentes, pero pueden verse debilitados por la edad o distintas enfermedades que predisponen su desgarro. Las actividades laborales o deportivas con carga de pesos o esfuerzos  por encima de la cabeza también pueden dañarlos.

¿A quién se dirige?

Si sientes un fuerte dolor acompañado de una inflamación es posiblemente un importante síntoma fácilmente reconocible de que debes consultar con el traumatólogo si necesitas una artroscopia de hombro. La inflamación o rotura de los tendones del hombro suele producirse por las siguientes causas:

  • Un traumatismo o esfuerzo puede provocar una tendinitis o rotura de los tendones del hombro.
  • El rozamiento del hueso sobre los tendones puede producir una tendinitis o rotura de los tendones del hombro por fricción crónica.
Beneficios

Tras la intervención y tras un periodo de rehabilitación, eliminamos el dolor del hombro, al igual que se previene de la aparición de graves complicaciones si no se solucionase el problema.

La artroscopia de hombro, al suponer menos disección de las estructuras y cicatriz que la cirugía abierta convencional disminuye las complicaciones, el dolor postoperatorio y una recuperación más rápida con un ingreso ambulatorio o de un día.

La anestesia utilizada bloquea momentáneamente el hombro y el brazo operado con una sedación sin anestesia general que permite realizar la cirugía y el control del dolor durante las 24-36 horas postoperatorias.

Principalmente se pueden tratar y reparar las lesiones asociadas a la inestabilidad o luxación recurrente del hombro, rotura de tendones del hombro (lesión SLAP, bíceps, supraespinoso e infraespinoso y subscapular), rigidez articular y lesiones artrósicas leves.

Técnicas/Tecnología/Equipamiento

La artroscopia de hombro es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva en la cual, mediante pequeñas incisiones de unos 5 y 8 mm, se introducen cánulas y una óptica que permite al cirujano la visualización en un monitor de la articulación glena humeral, tendones y otras estructuras del hombro, e introducir instrumentos para realizar la mayoría de las intervenciones que antes necesitaban cirugía abierta convencional.

Se utiliza una anestesia loco regional que deja dormido el miembro superior y se añade una sedación suave. De esta manera el brazo está dormido durante 8-10 horas y hace que el dolor postoperatorio sea mínimo. Al ser la técnica aplicada mínimamente invasiva, el paciente solo necesita de 12-24 horas de hospitalización.

¿Cómo se realiza?

La artroscopia de hombro es un procedimiento poco agresivo mediante el cual se introduce una pequeña cámara de vídeo en la articulación y pueden repararse las estructuras lesionadas. Las incisiones que se realizan en la operación son muy pequeñas y el paciente puede marchar a casa el mismo día de la intervención, manteniendo el brazo inmovilizado en charpa, hasta que el médico indique que puede iniciar los ejercicios o la fisioterapia para completar la recuperación.

¿Cómo he de prepararme?

La artroscopia de hombro es una intervención mínimamente invasiva y que no entraña mucha preparación para el paciente. Nuestros equipos de especialistas te recomendarán, en función de las características propias de tu diagnóstico, algunos conceptos generales para la operación, como puede ser no ingerir alimentos ni bebidas desde la medianoche anterior o tener preparado ropa ancha para después de la operación.

Recuperación

Lo común en este tipo de operaciones es que vuelvas a casa el mismo día de la intervención o a primera hora del día siguiente. Al ser una intervención que afecta a una de las principales articulaciones de nuestro cuerpo, es muy importante seguir las recomendaciones de nuestros especialistas, sobre todo en lo relacionado con la rehabilitación. Del mismo modo, se aconseja utilizar cabestrillo que relaje la zona

Riesgos

Los riesgos de la artroscopia de hombro son generalmente mínimos, especialmente si se realiza en manos expertas. No es habitual que haya complicaciones, por lo que los riesgos de la operación son los propios de intervenciones, como la reacción alérgica a un medicamento.

Sí es común que tras la operación el paciente sufra una jornada de mayor rigidez y dolor punzal en el hombro.

¿Qué incluye?

La cirugía artroscopia de hombro incluye:

  • Primera visita médica.
  • Pruebas preoperatorias y visita anestesista.
  • Intervención quirúrgica.
  • Todo el material y medicación necesarios durante la intervención e ingreso hospitalario.
  • Atención hospitalaria según protocolo médico.
  • Revisiones de control posterior

La artroscopia de hombro es uno de los tratamientos quirúrgicos más eficaces para corregir las lesiones que provocan el dolor de hombro. Los tendones del hombro pueden inflamarse o romperse produciendo un dolor persistente que no responde a calmantes impidiendo el descanso y la conciliación del sueño, lo que hace que el paciente tenga que “dormir en sillón”.

Lo novedoso de la artroscopia de hombro frente a los procedimientos quirúrgicos tradicionales, como la cirugía abierta de hombro, es que el cirujano puede ver la articulación en su totalidad y con mayor precisión mediante un instrumento óptico de pequeño tamaño, cuya imagen se recoge por medio de una cámara con tan sólo un par de mínimas incisiones, que apenas dejan cicatriz en el paciente.

El equipo de traumatología de Vithas realiza una evaluación previa y, tras una primera consulta, elaborará un plan de tratamiento personalizado y adaptado a tus necesidades de salud.

Reserva tu cita o pide más información a un asesor personal de salud.

¿Cómo funciona?

encuentra servicios 1
Encuentra el servicio de salud que necesitas
cita online 2
Reserva tu cita online
para por lo que necesitas 3
Paga solo por lo que necesitas
sin seguro de salud 4
Sin necesidad de seguro médico ni cuotas mensuales

Reserva tu cita o pide más información a un asesor personal de salud.