Aumento de Pecho

36005500

Limpiar
SKU: N/D Categorías: ,

Descripción

Cirugía de aumento de pecho: El volumen, la forma y el tamaño que deseas

Solicita tu primera consulta gratuita

cirugia_aumento_pecho
Vithas Alicante. Llámanos al 965 230 329
Vithas Almería. Llámanos al 950 014 364
Vithas Las Palmas. Llámanos al 928 231 583
Vithas Vigo. Llámanos al 986 901 999
Vithas Lleida. Llámanos al 973 270 088
Vithas Malága. Llámanos al 690 282 622
Vithas Aguas Vivas. Llámanos al 626 256 576

Preguntas frecuentes

¿Cómo puede mejorar mi aspecto un implante de pecho?

La cirugía de aumento de pecho te permite tener la talla y la forma que pecho que deseas. Con una cirugía de aumento de pecho puedes:

  1. Aumentar el tamaño o el volumen de los pechos
  2. Corregir la diferencia de tamaño entre los dos pechos
  3. Recuperar la turgencia y firmeza en la piel del pecho
  4. Mejorar la forma del pecho
  5. Corregir la posición del pecho.

Además, contamos con equipos especializados en la reconstrucción mamaria tras una mastectomía y en cirugía de reasignación o cambio de género. Puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de asesores personales de salud para que te ofrezcan una información más detalla y personalizada.

¿Quién puede realizarse un aumento de pecho?

El aumento de mamas supone una notable mejora en los casos donde la paciente considera un escaso desarrollo de sus pechos, desea simplemente aumentar su tamaño o quiere corregir la forma y posición de los senos.

Es frecuente realizar una operación de pecho para el relleno de mamas después de un embarazo, ya que tras estas sufren una cierta atrofia. De esta forma, la operación de pecho permite recuperar la turgencia y volumen perdidos durante el embarazo y lactancia.

¿Desde qué edad puede realizarse un aumento de pecho?

La edad mínima recomendable para una cirugía de aumento de pecho son 18 años, ya que es recomendable que la paciente haya completado su desarrollo. En algunos casos, la operación de pecho ha de posponerse hasta los 21-22 años, ya que si la paciente sigue desarrollando la mama, podrían producirse algunos problemas e incluso requerir de una re-intervención.

No obstante, existen casos en los que, con autorización paterna y previo estudio médico, las menores de edad pueden realizarse un aumento de senos.

Tipos de implantes de senos

El tipo de implante elegido en la operación de aumento de senos determinará el resultado final y la durabilidad de la misma.

Para tu tranquilidad y tu seguridad, en Vithas trabajamos con las mejores marcas y materiales de calidad acreditados.

Forma

Dependiendo del tipo de resultado deseado, existen dos tipos de implantes según su forma:

  • Prótesis de pecho redondas:

Son las prótesis más extendidas en España, aunque existe una tendencia en los últimos años hacia el implante anatómico. Las prótesis redondas aportan gran volumen al pecho de forma uniforme y circular, tienen menor base y proyectan la mama y el pezón de manera más frontal. Para cada volumen existen diferentes perfiles: bajo, moderado, alto y ultraalto. A mayor altura, menor diámetro del implante. Son más fáciles de introducir y sin problemas de giro.

  • Prótesis de pecho anatómicas

Las prótesis anatómicas de pecho tienen una forma más bien ovalada, en forma de lágrima o gota de agua. Suelen estar compuestas por gel de silicona muy cohesivo para que conserve la forma. Su base es más ancha, aportan mayor volumen en la parte inferior de la mama y proyectan el pezón de manera más elevada. Sin embargo, al tener más consistencia, necesitan abordajes más amplios, diseño más preciso, con postoperatorio más complejo, ya que tienen el riesgo de girarse, lo que distorsionaría su resultado.

Aunque el precio de estas prótesis mamarias es superior a otras, son las más solicitadas por nuestras pacientes en los últimos años, ya que el resultado es asombrosamente natural.

Material

Las prótesis mamarias están formadas por una envoltura de silicona y un relleno, que puede ser de dos tipos, según su composición:

  • Suero salino: de suero fisiológico. Tienen la ventaja de que, en caso de rotura, el material se reabsorbe por el cuerpo, siendo totalmente inocuos. Sus inconvenientes son que se pueden desinflar, son más duros, tienen cambios de temperatura y pueden provocar sonidos (chapoteo).
  • Gel de silicona: son los más utilizados (90%). Los implantes de silicona dan un aspecto y tacto naturales a la mama, ya que la consistencia de los actuales geles de silicona es muy similar a la de una glándula mamaria. Por otro lado, su rotura puede provocar la migración de la silicona a los ganglios axilares, hecho que se ha minimizado con los últimos geles de consistencia altamente cohesiva.

Además, dependiendo del tipo de rugosidad que presente la prótesis pueden ser:

  • Lisas: Las prótesis lisas forman una cápsula muy fina, aunque con elevado riesgo de desarrollo de contractura capsular, especialmente cuando el implante es colocado en un plano subglandular.
  • Rugosas: tienen menor ratio de contractura capsular porque impide la formación de una cápusla tan organizada como en los lisos. Además, la superficie irregular dificulta la migración y rotación del implante, ya que confiere cierto grado de adherencia a los tejidos.

Dentro de las rugosas destacan implantes mamarios con una rugosidad muy fina denominada microtexturizada, siendo las que presentan menor riesgo de contractura capsular.

¿Cómo se realiza?

La cirugía de aumento de pecho dura entre 1 y 2 horas y se realiza en un quirófano bajo anestesia general.

La intervención puede hacerse a través de distintas vías:

  • Vía submamaria: a través de una incisión situada en el surco submamario.
  • Vía areolar: por incisión realizada en el límite del complejo areola-pezón. Es de elección cuando hay que realizar una mastopexia y en mamas tuberosas.
  • Vía axilar: las prótesis se introducen por incisión situada en el fondo de la cúpula axilar.
  • Vía transumbilical: la prótesis se introduce a través de una cicatriz remota en el ombligo mediante el empleo de técnicas endoscópicas. Este procedimiento se conoce como T.U.B.A. (Trans-Umbilical Breast Augmentation). Tienen que ser prótesis de suero salino rellenables, la duración de la intervención es de más del doble que con cualquier otra técnica y con un resultado estético final que puede ser inferior al que se consigue con la vía submamaria y areolar. Si a lo anterior le unimos su elevado precio, da como resultado que sea una técnica muy poco demandada.

La técnica sub-fascial también es una habilidad que nuestros especialistas utilizan en los últimos años, dado sus enormes beneficios. Esta técnica consiste en la colocación de la prótesis por debajo de la membrana que recubre el músculo, técnicamente llamada fascia. Aquí se crea una cavidad que es donde quedará alojada la prótesis.

Con esta técnica la prótesis se adapta perfectamente a la mama, por lo que se obtienen resultados muy naturales, eliminando la firmeza artificial de los primeros implantes.

¿Cómo he de prepararme?

El especialista realiza una primera consulta para valorar a la paciente, donde se lleva a cabo un análisis de sangre, placa de tórax y electrocardiograma para verificar que la operación es adecuada y no presenta riesgo para su salud.

La salud de la paciente será fundamental para realizar la operación, así como la adaptación psicológica, dado que el cuerpo experimenta un cambio que no solo puede afectar a los condicionantes físicos.

Recuperación del aumento de senos

Gracias a las técnicas y materiales utilizados por nuestros equipos, la recuperación del aumento de pecho es cada vez más corta. En tan sólo tres o cuatro días tras la intervención podrás retomar tu vida normal, y podrás realizar ejercicio físico pasado un mes.

El Postoperatorio de la mamoplastia busca asegurar que la intervención ha sido un éxito, las revisiones periódicas por el cirujano plástico son fundamentales.

Naturalmente estas revisiones, curas y visitas post-operatorias están incluidas y no tienen ningún coste por paciente. Las mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 o 3 semanas, por lo que le orientaremos sobre las precauciones que debe tomar y los ejercicios que puede realizar.

Primeros días

Normalmente, las primeras 24-48 horas de recuperación después del aumento de pecho resultan bastante incómodas para la paciente, no solo por la fatiga sino también por el dolor o las molestias en los pechos. Pasados 2 o 3 días se retiran los vendajes y, a los 10 días, se hace una revisión y se retiran los puntos.

En la mayoría de los casos, el dolor puede controlarse con medicamentos; aun así, es posible que te sientas molesta y muy cansada, por lo que se recomienda estar acompañada en los cuidados en casa durante los primeros días.

Vuelta al trabajo/actividad normal

Normalmente, las pacientes pueden volver al trabajo una semana después de la cirugía, siempre que su trabajo no requiera levantar cosas pesadas u otras actividades extenuantes.

En este tiempo, podrás recuperar tus actividades a habituales, tales como conducir.

Práctica deportiva

Podrás volver a practicar deporte de manera entre 4 y 6 semanas después de la operación, siempre que no implico mucho movimiento de los brazos y dependiendo del tipo de impacto que recibas en la zona pectoral.

Para correr o deportes de impacto, será necesario esperar al menos 8 semanas. No obstante, consulta con nuestro equipo de cirujanos todas las dudas que puedan surgirte y cíñete a sus indicaciones para evitar cualquier complicación.

Riesgos del aumento de pecho

Aunque una mamoplastia es una intervención sencilla, al considerarse operación no está exenta de algunos pequeños riesgos, como la aparición de pequeños hematomas postoperatorios, cambios de sensibilidad o leve dolor de mamas las 48 horas después de la operación.

La pérdida de sensibilidad en los pechos es una de las consecuencias más comunes tras una operación de un aumento. Por lo general, es necesaria la espera de 3 a 6 meses para recuperar la sensibilidad por completo. La proporción de pérdida suele estar entre el 5 y 10% de sensibilidad después de una operación de pecho.

Duración de los implantes mamarios

Las autoridades sanitarias recomiendan que por razones de seguridad los implantes mamarios sean sustituidos cada diez años. Hay que tener en cuenta que los que actualmente se utilizan tienden a perder volumen con el tiempo (hasta un 40%).

¿Qué incluye?

La operación consiste en la colocación de un implante de silicona adaptado a la anatomía de la paciente, mediante una pequeña incisión en la axila. Se aplica anestesia y es necesaria la estancia en el hospital por un día. Cuando la paciente abandone el hospital llevará un sujetador especial y una banda pectoral durante unos días.

El la cirugía de aumento de pecho es totalmente compatible con la lactancia materna.

La cirugía de aumento de pecho o mamoplastia de aumento consiste en el aumento de senos a partir de la colocación de un implante adaptado a la anatomía de la paciente. Además, realza y rejuvenece el pecho.

Las dos cuestiones más importantes en una operación de pecho son el tamaño de la prótesis y el tipo de cirugía a realizar.

El objetivo es encontrar el máximo equilibrio entre los deseos de la mujer y un resultado natural. Existen varias técnicas para la implantación de la prótesis mamaria. Cada caso es particular y necesita de un diagnóstico individual. Los especialistas de Vithas harán un estudio personalizado de su caso, recomendándole la mejor solución a fin de conseguir el resultado deseado.

En una primera consulta de cirugía estética, el cirujano plástico evaluará tu estado general de salud, la firmeza de tu piel la forma y tamaño de las mamas, y  te mostrará las diferentes técnicas quirúrgicas y tipos de implantes, de forma que puedas optar por el más apropiado para tu caso.

Reserva tu cita o pide más información a un asesor personal de salud.

¿Cómo funciona?

encuentra servicios 1
Encuentra el servicio de salud que necesitas
cita online 2
Reserva tu cita online
para por lo que necesitas 3
Paga solo por lo que necesitas
sin seguro de salud 4
Sin necesidad de seguro médico ni cuotas mensuales

Reserva tu cita o pide más información a un asesor personal de salud.